INDICE WEB

Por La Señal De La Santa Cruz

Por la señal de la Santa Cruz,

de nuestros enemigos líbranos Señor,

Dios nuestro.

En el nombre del Padre, y del Hijo

y del Espíritu Santo. Amén.

Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre,

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,

no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Dios te salve, María; llena eres de gracia, el Señor es contigo;

bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria al Padre

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V. Envía tu Espíritu y serán creadas todas las cosas.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oración: ¡Oh, Dios que has instruido los corazones de tus fieles con la luz del Espíirito Santo!,

concédenos que sintamos rectamente con el mismo Espíritu y gocemos siempre de su consuelo.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Consagración a María

¡Oh Señora mía! ¡Oh, Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a Vos;

y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra, todo mi ser.

Ya que soy todo vuestro, Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. Amén.

Bendita Sea Tu Pureza

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea,

pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.

A Ti, celestial Princesa, Virgen Sagrada María,

yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón.

Mírame con compasión, no me dejes; Madre mía.

Acordaos

Acordaos, ¡Oh piadosísima Virgen María!,

que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección,

implorando vuestro auxilio, reclamando vuestra asistencia, haya sido desamparado.

Animado por esta confianza, a Vos acudo, Madre, Virgen de las vírgenes,

y gimiendo bajo el peso de mis pecados me atrevo a comparecer ante Vos.

Madre de Dios, no desechéis mis suplicas, antes de bien, escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra;

Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva;

a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas.

Ea, pues Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos;

y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce simpre Virgen María!

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesuscristo.Amén.

A La Sagrada Familia

Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía.

Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.

Jesús, José y María en vos descanse en paz el alma mía.

Angel De Mi Guarda

Angel de mi guarda, dulce compañía,

no me desampares ni de noche ni de día.

No me dejes solo, que me perdería.

Al comenzar y terminar un rato de Oración Mental

- Señor mío y Dios mío, creo firmemente que estás aquí, que mes ves, que me oyes;

te adoro con profunda reverencia, te pido perdón de mis pecados, y gracia para hacer con fruto este rato de oración.

Madre mía Inmaculada, San José, mi Padre y Señor, Angel de mi guarda, interceded por mí.

- Te doy gracias, Dios mío, por los buenos propósitos, afectos e inspiraciones que me has comunicado en esta meditación;

te pido ayuda para ponerlos por obra.

Madre mía Inmaculada, San José, mi Padre y Señor, Angel de mi guarda, interceded por mí.

Aceptación de la Voluntad de Dios.

Hágase, cúmplase, sea alabada y enternamente ensalzada la justísima y amabilísima Voluntad de Dios, sobre todas las cosas. Amén.

Aceptación de la muerte.

Señor, Dios mío, ya desde ahora acepto de buena voluntad,

como venida de vuestra mano,

cualquier género de muerte que os plazca enviarme,

con todas sus angustias, penas y dolores.

Actos de Fe, Esperanza y Caridad.

- Creo en Dios Padre, creo en Dios Hijo, creo en Dios Espíritu Santo; creo en las Santisima Trinidad;

- creo en mi Señor Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.

- Espero en Dios Padre; espero en Dios Hijo; espero en Dios Espíritu Santo; espero en la Santísima Trinidad; espero en mi Señor Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero.

- Amo a Dios Padre, amo a Dios Hijo; amo a Dios Espíritu Santo, amo a la Santisima Trinidad; amo a mi Señor Jesuscristo, Dios y Hombre verdadero,amo a María Santísima, Madre de Dios y Madre nuestra, y amo a mi prójimo como a mí mismo.

Gloria a Dios en el Cielo

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoraramos, te glorificamos, te damos gracias.

Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todo poderoso. Señor Hijo único, Jesuscristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

Tú estas sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros: porque sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor, sólo Tú Altísimo, Jesuscristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

CREAR NUEVA ORACIÓN